Bonaire forma parte del Caribe Holandés, junto con su isla hermana, Curaçao, y la muy cercana Aruba. Una isla pequeña llena de oportunidades para bucear, realizar eco-aventuras, o disfrutar su típico estilo de vida, tranquilo y relajado.

Situado en el Sur del Caribe, fuera de la zona de huracanes y a poco más de 500 millas de Miami o 9 horas de vuelo de Amsterdam.